Cuando una pelota de squash golpea una pared a gran velocidad se genera un mini vacío. Este vacío surge porque parte de la pelota que golpea la pared primero deja inmediatamente de hacer contacto con la pared. Incluso con la desigualdad más pequeña, este mini vacío hace que salgan pequeñas partes del yeso de la pared. La pared de ASB System 40 evita este fenómeno de forma permanente.

El panel portador ASB se sujeta a la pared existente y se alinea tanto vertical como horizontalmente. La tecnología de ASB ayuda a mantener la distancia entre la pared existente y los paneles portadores. Al igual que la pared System 100, esta cavidad se rellena con arena de sílice secada con calor, la cual se comprime. Después de la instalación, la superficie no tiene ninguna unión visible y se cubre con la cubierta ASB.

En sus especificaciones, la Federación Mundial de Squash (WSF) redujo las dimensiones para las canchas restauradas 8 cm de ancho y de largo e hizo de estas las nuevas dimensiones estándar.

fsc-logo