Planificación de centros de squash y recreativos
El éxito de un centro recreativo se basa en la planificación. Una buena investigación y una planificación elaborada garantizan el éxito futuro. Existen reglas para la planificación de hoteles y supermercados que son las mismas en todas partes del mundo. Estas reglas también deben aplicarse para la planificación de centros recreativos. Para asegurarse de que se consideren estas reglas antes de que comience la construcción, a ASB le gusta proporcionar más información.

Los centros de squash deben tener “Instalaciones de estilo de vida”
La planificación de un centro recreativo implica tener una meta, un objetivo, un propósito que debe completarse con éxito. Para lograr ese objetivo es importante que se conozca el resultado que debe alcanzarse. La atracción de un centro recreativo aumenta con la cantidad de actividades que se ofrecen que deben orientarse a las tendencias actuales. La tendencia actual es el deseo de mayor calidad de vida, más tiempo y más equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

El squash siempre será una parte esencial de un centro recreativo multifuncional porque este deporte, más que cualquier otro, cumple con las demandas de la sociedad. El squash compite con otros deportes.

El squash es “el deporte más saludable del mundo” (Forbes Magazine), lo juegan más de 20 millones de personas en más de 175 países y es muy fácil de aprender. Este deporte satisface las necesidades de nuestro tiempo, requiere de reacciones rápidas, es rápido, un juego viviente de ajedrez, desafiante, dinámico, seductor y eficaz. El squash es perfecto para el bienestar, primero llega la tensión y luego, la relajación completa.

El squash es eficaz porque es un juego y a la gente le encanta jugar. Los jugadores de squash tienen parejas. Juegan juntos, hablan entre sí, intercambian experiencias y son más comunicativos que los clientes de otros deportes o las personas que van a gimnasios a entrenar.

Analicemos brevemente a los jugadores de squash

Los análisis en varios centros de todo el mundo han demostrado que los jugadores de squash pueden dividirse en cuatro categorías.

Fanáticos del squash: Aman al deporte sobre todas las cosas y tienen pocas exigencias sobre cómo debe ser el centro. Los fanáticos del squash son solo el 3 % de todos los jugadores y asisten al centro seis veces al mes, como mínimo.

Entusiastas del squash: Juegan alrededor de tres a cuatro veces por mes y aman el squash. Su mayor deseo es estar en forma y sentirse bien. Este grupo forma el 17 % de todos los jugadores.

Jugadores recreativos: Juegan alrededor de una a tres veces por mes. Este es el grupo que tiene más probabilidades de pasarse del squash a otro deporte si el centro y las ofertas no son atractivos o satisfactorios. Este grupo forma el 30 % de todos los jugadores.

Jugadores ocasionales: El último grupo y el más grande que incluye a alrededor del 50 % de todos los jugadores. Solo quieren divertirse. Los jugadores recreativos y los ocasionales aportan aproximadamente el 50 % de las ventas. Estos últimos dos grupos hacen que el centro sea exitoso, sin ellos los centros no funcionan y ese es uno de los secretos más importantes de cómo manejar una instalación de squash.

Reglas básicas

Si atraemos su interés y curiosidad, con gusto le proporcionaremos un folleto completo donde expandimos estas 10 reglas básicas:
Regla básica N°. 1: Ubicación, ubicación, ubicación.
Regla básica N°. 2: La multifuncionalidad es esencial.
Regla básica N°. 3: Relación correcta entre áreas con ánimos de lucro o sin ánimos de lucro.
Regla básica N°. 4: Inversión, precisa y calculada para el centro recreativo.
Regla básica N°. 5: Diseño de alta calidad y comunicativo.
Regla básica N°. 6: Flujo de tráfico de clientes dentro del centro.
Regla básica N°. 7: Vender recreación y no solo squash.
Regla básica N°. 8: Tendencias sociales en la sociedad.
Regla básica N°. 9: El cliente feliz.
Regla básica Nº. 10: La apertura del centro.

 

For further requests of details please contact ASB …