La chapa PlayBoard ASB está compuesta de aluminio de 2 mm de grosor y puede instalarse rápida y fácilmente, en 2 horas.

Se ensambla en dos partes, por lo tanto, puede instalarse fácilmente en una cancha. La superficie de aluminio lisa y blanca le da a la PlayBoard un aspecto elegante.

Según el nivel de habilidad y las reglas de la competencia, se puede elegir la altura de la PlayBoard. Con muy poco esfuerzo puede modificarse a 48 cm o bajarse a 43 cm (competencias internacionales).

Si la pelota golpea la PlayBoard ASB, se escucha fácilmente debido al sonido diferente que genera el impacto. Se evitan las discusiones innecesarias sobre “fuera” o “baja”.