Cuando se pregunta sobre la construcción de una cancha de squash, la gente generalmente piensa: bueno, es básicamente una caja, con o sin vidrio en la parte trasera, de 9,75 m de largo y 6,4 m de ancho. Sin embargo, hay mucho más que evaluar y muchos factores que deben considerarse al momento de construir esta “caja”.

En la construcción de las paredes de una cancha de squash, todas las paredes deben poder soportar todas las presiones que reciben durante el uso normal y no deben sufrir ningún daño permanente ni temporal como resultado del impacto de las pelotas ni las raquetas.

Cuando las canchas tienen paredes transparentes deben estar construidas con materiales seguros. Se recomienda que la puerta a la cancha esté ubicada en el centro de la pared trasera, pero en cualquier caso debe estar en el tercio central y debe abrirse hacia la cancha.

Comencemos con la superficie de juego.

Por ejemplo, existen varias superficies de juego: madera, hormigón, yeso y a veces paneles de caucho o vidrio. Todas las paredes de la cancha deben ser del mismo material en toda la superficie de juego. No es necesario que las paredes adyacentes sean del mismo material. Hay tres colores diferentes, aunque predomina el blanco.

¿Así que cuál es la diferencia entre las construcciones de las canchas de squash?

La característica más importante de cualquier cancha de squash del mundo es el rebote. Un jugador de squash desea un rebote exacto y preciso, que siga una simple regla de física: el ángulo de impacto a la pared iguala al ángulo de rebote de lo anterior. Es realmente molesto y desalentador para cualquier jugador de squash lanzar una pelota y que no regrese según los cálculos. Hay 2 factores que provocan, generalmente, este “rebote malo” (por ahora, estamos dejando de lado las destrezas limitadas de los jugadores de squash):

1) grietas y otros obstáculos que hacen que la superficie de juego sea despareja; un ejemplo clásico de eso son las paredes de yeso que tienen fallas que generan grietas e incluso trozos que se caen y que, con el tiempo, generan un rebote incorrecto de la pelota;

2) brechas y uniones; un ejemplo clásico son las canchas de paneles con paneles múltiples encajados en la pared frontal sujetados con un marco que no solo genera una diferencia de sonidos, lo que podría ser algo aceptable aunque molesto; pero lo más importante es que provoca un rebote diferente porque el panel es más duro cuando está cerca del marco y más blando en el centro donde no tiene ningún marco detrás.

¿Así que cuál es la solución para estos 2 problemas y cómo puede garantizarse un rebote igual?

Básicamente, la solución cosiste en un sistema de canchas sin uniones visibles y una superficie plana que no sea propensa a agrietarse ni dañarse. ASB utiliza una cubierta especial y grande, diseñada de paneles de madera que cubren todo el largo de las canchas. Esto garantiza que el rebote de la pelota siempre sea igual y siga las reglas de la física sin ninguna alteración imprevista para brindar un juego de squash suave y placentero donde se recompensen la técnica y los golpes limpios.

¿Qué ocurre con el piso?

Miles de jugadores de squash con más de 20 años en sus espaldas se quejan de problemas similares, dolor de rodillas, caderas y tobillos por jugar squash en pisos sólidos de madera dura que solía ser el estándar y aún se considera estándar en muchos países. Teniendo en cuenta estos problemas de salud, ASB fue en una dirección diferente utilizando un piso diseñado que es más flexible mientras que, al mismo tiempo, ofrece aquello que los jugadores quieren: absorción del impacto, rebote de pelota verdadero y uniforme y, sobretodo, buen agarre.

¿Cuáles son las dimensiones de una cancha de squash?

Las dimensiones del plano de la cancha de singles, medidos un metro sobre el nivel del piso terminado, deben ser las siguientes:

Largo de las canchas de squash: 9750 mm más o menos 10 mm
Ancho de la cancha de squash 6400 mm más o menos 10 mm
Altura de la cancha de squash: 5640 mm
Diagonales de la cancha de squash: 11 665 mm más o menos 25 mm

Para la construcción de una cancha de squash se deben construir cuatro paredes de juego sólidas (1x frontal, 2x laterales,1x trasera). Todas las paredes de juego de la cancha deben tener una terminación dura y lisa.

Con las dimensiones establecidas en las normas de la Federación Mundial de Squash (World Squash Federation, WSF), el espacio necesario para construir una cancha de squash está determinado por esas regulaciones.

¿Qué materiales se utilizan para construir una cancha de squash?

Existen 4 materiales básicos diferentes que se utilizan para las 4 paredes de una cancha de squash:

– paredes con sistema de placas de alta densidad rellenas con arena
– paredes con paneles prefabricados
– paredes recubiertas en yeso
– paredes de vidrio

El montaje de la cancha de squash se completa con el piso y las luces (ventilación/calefacción si es necesario).